Diego Maradona ya desembarcó a pleno en Gimnasia de La Plata y se prepara parea el debut del próximo domingo contra Racing en el Bosque por la sexta fecha de la Superliga. Pero Diego no solo está pensando en el primer partido y le hizo un pedido muy especial a la dirigencia: un delantero con gol.

Maradona quiere un número 9 que le de un salto de calidad al equipo adentro del área. Por eso entre el cuerpo técnico, la dirigencia y el empresario Cristian Bragarnik ya empezaron a evaluar posibilidades dentro de un mercado muy limitado.

Gimnasia puede traer un refuerzo más por la lesión del mediocampista Lautaro Chávez, que se rompió los ligamentos cruzados y fue operado. La primera opción era incorporar un volante central, pero Maradona prefiere un delantero para tener más variantes ofensivas.

Es probable que el Lobo incorpore un futbolista que actualmente esté en el exterior pero tampoco habría que descartar alguien que no tenga lugar en su club en el fútbol argentino.

Maradona tendrá la difícil misión de sumar muchos puntos con un equipo que arrancó muy mal la Superliga y que está último en la tabla del promedio. El gran desafío es evitar el descenso a la Primera Nacional.

Su llegada provocó un gran cambio en el ánimo de los gimnasistas que ahora se ilusionan con mantener la categoría. A partir del domingo se sabrá si el plantel se contagia y empieza a levantar futbolísticamente.