Las contrapruebas de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada dieron positivas. Los nuevos estudios fueron analizados por la Universidad de California, luego de que ambos jugadores dieran doping en los partidos por la Copa Libertadores ante Emelec el 10 de mayo (el defensor) y Melgar (el uruguayo) el 18 de mayo.

Los primeros resultados de los controles habían presentado rastros de hidroclorotiazida, un diurético que actúa como máscara para cubrir otras sustancias, que está prohibido en la práctica deportiva. Finalmente, la presencia de este medicamento fue comprobada.

Por el momento, los futbolistas se encuentran suspendidos de manera provisoria pero desde la Conmebol confirmarán la sanción definitiva en los próximos días.