La Cámara de Diputados de San Luis aprobó, por unanimidad, la adhesión de la provincia a las Leyes Nacionales conocidas como “Justina” y “Brisa”.

El primer caso, se trata de la Ley Nacional 27.447, que establece el trasplante de órganos, tejidos y células. La norma dispone que todas las personas mayores de dieciocho (18) años sean donantes de órganos o tejidos, salvo que en vida dejen constancia expresa de lo contrario.

Con pleno consenso se votó la ley que adoptó el nombre de Justina Lo Cane, la nena de 12 años que falleció el año pasado, el 22 de noviembre, por no recibir un trasplante de corazón a tiempo.

El segundo, corresponde a la Ley Nacional N° 27.452, promulgada por el Decreto 698/2018, publicada el día 26 de Julio del 2018 en el Boletín Oficial, que crea el “Régimen de Reparación Económica a niños y adolescentes, cuya madre o padre haya sido víctima de homicidio por violencia intrafamiliar o de género y el otro progenitor se encuentre procesado y /o condenado por ese delito”.

Esta norma establece que los hijos e hijas de mujeres víctimas de femicidio o de homicidio en contexto de violencia intrafamiliar y/o de género tienen derecho a ser protegidos para crecer en un ambiente sano y libre de violencias. Por eso, pueden recibir una reparación económica mensual y ser acompañados de manera integral durante su crianza.

Los titulares de la reparación son Niñas, niños, adolescentes y jóvenes hasta los 21 años de edad o personas con discapacidad sin límite de edad.