Novak Djokovic venció en la final más larga del torneo. El serbio derrotó a Roger Federer por 7-6 (7-5), 1-6, 7-4 (7-4), 4-6 y 13-12 (7-3) en un partido que rondó las cinco horas de juego.

Djokovic sumó su 16° consagración en los Grand Slam y el quinto que obtuvo sobre césped. De esta forma, revalida el título que consiguió el año pasado, venciendo por tercera vez al suizo en una final en Londres.