Novak Djokovic venció con contundencia al español Rafael Nadal por 6-3, 6-2 y 6-3 para quedarse con el Abierto de Australia, su tercer título del Grand Slam de tenis consecutivo.

Con este título, Djokovic suma su séptimo Abierto de Australia gracias a un contundente servicio en lo que fue la reedición de la final disputada con el Nadal en 2012, cuando el serbio se impuso al español al cabo de seis horas de un partido agotador y lleno de emociones.