Lunes negro. Así pronosticaron desde los mercados la situación de este comienzo de semana tras el contundente triunfo de la fórmula del Frente de Todos por sobre el oficialismo en las PASO.

El dólar en el Banco Nación Argentina (BNA) se cotizaba cerca de las 13 horas a $ 58 para la venta y $ 54 para la compra.

Antes del mediodía había llegado a $ 61 y en bancos privados alcanzó los $ 66, luego de haber cerrado a $ 46,40 el viernes.

Desplome de acciones

Las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires se derrumbaban 11,43 por ciento promedio, con el indicador S&P Merval en los 35.105,44 puntos.

El viernes el Merval se había disparado 7,94%, a 44.355,09 puntos, cuando el Gobierno de Macri hizo circular una encuesta entre los inversores que lo daba como ganador por 1 punto para las elecciones primarias.

Con el resultado puesto, que da una ventaja de 15 puntos para el opositor Frente de Todos, los papeles de las empresas argentinas sufren una sangría.

Lunes negro para empresas argentinas en Wall Street

Las compañías argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York vivían una jornada negra este lunes con derrumbes del 55% en el valor de sus papeles.

La firma más golpeada por esta situación era Transportadora Gas del Sur, cuyas acciones de desplomaban 54,3%; seguida por Pampa Energía, con un derrumbe del 43,3%.

Esto se daba después de que el domingo se impusiera en las elecciones primarias el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández.

El postulante opositor ganó la elección con una diferencia de 15 puntos por sobre el Presidente y candidato a su reelección, Mauricio Macri.

Esos resultados dejaron a Fernández muy cerca de ganar en primera vuelta en las elecciones generales del 27 de octubre próximo.

Y el mercado bursátil parecía haber tomado nota del resultado y de las posibilidades para octubre, después de que el propio Fernández anticipara que si es electo Presidente revisará la política tarifaria de la Argentina.