En medio del escándalo que rodea la fallida Superfinal de la Copa Libertadores, el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, aseguró en una entrevista que la intención del presidente Mauricio Macri era que el encuentro se juegue el domingo en el Monumental. Y que su voluntad sigue siendo que la definición con Boca se dispute en cancha de River.

“Esta Copa ya está medio gris, pero necesitamos darle brillo”, expresó el presidente de River. Y reafirmó su malestar por el reclamo de Boca ante la Conmebol tras el bochorno del sábado pasado. “Más que doler, me sorprendió el giro de Angelici”, añadió.

Luego de que se conociera la decisión de Conmebol de que la Copa Libertadores se defina en un estadio fuera de la Argentina, D’Onofrio no pierde las esperanzas de que el fallido encuentro finalmente se juegue en el Monumental.

“Un allegado a Mauricio Macri dijo que el Presidente quería que el domingo se juegue el domingo el partido en el Monumental”, expresó. Y aseguró que el mandatario todavía sigue queriendo que el encuentro “se juegue en la cancha de River y va a exigir toda la seguridad para que eso suceda”.