Entre cervecerías, vinerías y cafés del barrio de Williamsburg, Brookyln, abrirá el primer “bar de mate” en el mundo. Se trata de Porteñas, un emprendimiento de las argentinas Fernanda Tabares y Carmen Ferreyra que quiere conquistar el paladar estadounidense con la infusión argentina.

Ferreyra, curadora de arte, se mudó a Estados Unidos hace dos décadas en busca de oportunidades laborales. Después de trabajar durante años en el ámbito de la cultura, quiso cambiar de rubro. Para eso, convocó a su amiga, la chef Fernanda Tabares, creadora del restaurante Raíces.

En las góndolas neoyorquinas ya existen gaseosas hechas a base de yerba , pero el ritual argentino de pasar el mate todavía no ingresó en el gusto estadounidense. Para cambiarlo, dice Ferreyra, hacía falta un lugar “con onda”.

Decidieron que la ubicación del bar, que abrirá a mediados de septiembre, sea Williamsburg, Brooklyn, por su alta concentración de hipsters, la tribu urbana que volvió a poner en el centro de la escena a las barbas y los anteojos de marco grueso, y es reconocida por su adopción de las nuevas tendencias.

Williamsburg impone tendencia a nivel global, dice Ferreyra, y la idea es “asociar la marca Porteñas con el factor cool que tiene Brooklyn”. La emprendedora se ilusiona: “Si pasamos la prueba de fuego acá, podemos llegar a todos lados”.