Uno de los vehículos pasó de largo en una curva, desbarrancó y cayó al vacío desde unos 30 metros. A dos kilómetros de distancia, el otro volcó su acoplado. Ocurrió este jueves cerca de la 1, en la ruta 23, cerca de Santa Rosa. Uno de los choferes resultó herido y fue trasladado al Hospital San Luis.

“Un camino con muchas curvas y precipicios”. Así describió el comandante mayor de los Bomberos de Santa Rosa, Silvio Pérez Ortega, la ruta en la que dos camiones que transportaban una importante cantidad de bolsas de papas protagonizaron un fuerte accidente: uno cayó al vacío desde unos 30 metros y el otro, a dos quilómetros de distancia, frenó de golpe y volcó el acoplado.

Según informaron fuentes policiales, ambos accidentes ocurrieron este jueves cerca de la 1, en la ruta provincial 23, en el tramo que une Santa Rosa y el paraje Bajo de Veliz. Uno de los choferes resultó herido y fue trasladado al Hospital San Luis. Cómo es una zona en la que no hay señal, recíen a las 4 tomaron conocimiento las autoridades.

Desde la comisaría de Santa Rosa detallaron que viajaban desde Quines hacia Buenos Aires y según relató uno de los choferes, se equivocaron de camino. En vez de tomar por ruta 5 agarraron por la 23.

Daniel Raúl Ferreyra, de 55 años, con domicilio en Ensenada, provincia de Buenos Aires, iba a bordo de un camión marca Ford. En una curva cerrada que caracteriza el camino, pasó de largo, desbarrancó y cayó de unos 30 metros. “Salió despedido de la cabina. Se salvó de milagro”, explicó Pérez Ortega, uno de los primeros en llegar al lugar.

A dos kilómetros de distancia, Juan Carlos Nañez, de 30 años, oriundo de la provincia de Córdoba, circulaba en un camión Mercedes Benz cuando  volcó el acoplado en medio de la carpeta asfáltica. Aparentemente, ocurrió cuando frenó de golpe en una curva.

 

Fuente: El Diario de la República