Foto: web

Según un informe realizado por la Policía Caminera de San Luis, dos de cada diez controles de alcoholemia que se hacen en la provincia arrojan un resultado positivo. Los datos corresponden al período entre enero y agosto de este año. De 1.789 análisis, 378 (21,12%) resultaron positivos. El Departamento Junín fue el que más transgresiones tuvo con 259, mientras que San Martín solo contabilizó siete exámenes con valores superiores a los permitidos.

El director de la Policía Caminera, comisario mayor José Nievas, dijo que con el “alcotest” se puede saber cuánto alcohol bebió una persona. Además, destacó que el instrumento está homologado por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología) y que cada tres meses se manda a calibrar para que la medición y la fecha sean correctas.