Cayeron esta mañana tras un operativo en Villa Diamante. Aún habría otros dos prófugos.

Esta mañana detuvieron a dos sospechosos por el caso de la nena baleada en Lanús. Lo hicieron efectivos de la comisaría 5ª de Villa Diamante, luego de llevar adelante tres allanamientos en Villa Jardín, el mismo barrio donde ocurrió el hecho. Todavía, según aseguran fuentes policiales, hay dos involucrados prófugos.

“Se trata de mayores de edad que poseen antecentes por robo automotor. También se secuestró un arma de fuego que será peritada para corroborar si el disparo que hirió a la nena salió de la misma”, detalló Blas Mpatsios, comisario de la 5ª. Uno de los apresados fue interceptado en la esquina de su casa y llevaba un bolso con ropa para escapar a la Costa.

Luciana Pelozo, de cinco años, fue baleada en la tarde del miércoles a la tarde en Coronel Warnes y Potosí, en Lanús Oeste, cuando salía del jardín. Iba caminando de la mano de su hermano cuando al menos cuatro jóvenes se cruzaron en el camino de un auto, lo encañonaron al conductor y le tiraron entre dos y tres veces. Uno de esos tiros le pegó en la cabeza a la nena, que fue operada por más de cinco horas y todavía se encuentra internada en estado grave en el Sanatorio Güemes.

El caso está en manos de la Fiscalía N° 4 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Lorenzo Latorre.