El presidente Mauricio Macri decretó dos días de duelo nacional, que regirán desde mañana, por la tragedia vial de Mendoza en la que murieron 15 personas y 21 sufrieron heridas.

Además, dispuso, a través del Ministerio de Defensa, el envío de un avión Hércules de la Fuerza Aérea, que se encargará de transportar los cuerpos de los fallecidos desde San Rafael a Buenos Aires.

El duelo nacional determina que mañana y el miércoles la bandera argentina permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos del país.

Por su parte, la gobernadora María Eugenia Vidal decretó duelo por tres días en la provincia de Buenos Aires y activó el sistema de emergencias para asistir a los heridos.

En ese sentido, un equipo de médicos y psicólogos del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES) viajó a Mendoza para trabajar en coordinación con profesionales de la Nación, la provincia de Mendoza y el municipio donde se produjo el accidente.

Además la Dirección de Educación Privada y Psicología de la Dirección General de Escuelas bonaerense dispuso equipos de emergencias para actuar en las escuelas primarias y secundarias a las que concurrían como alumnos las víctimas del accidente.