El Círculo Médico de San Luis empezó a cobrar un plus de $200 en las consultas y un 20 por ciento de las cirugías a los afiliados a la obra social Dosep.

La institución indicó que la medida se debe a la demora en el pago de las prestaciones de junio y porque desde la coordinación de la mutual se negaron a adelantar un aumento en los valores.

Por su parte, la obra social provincial señaló en un comunicado que el cobro del 20 % sobre el total de las cirugías y prácticas, y $200 sobre las consultas, “es ilegítimo” y pidió al Círculo Médico que de marcha atrás con la decisión y retomar el diálogo. Además, solicitó a los afiliados que pidan factura por el cobro extra para poder tramitar el reintegro o bien reporten al prestador que se niegue a emitir el comprobante.

Durante una sesión del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales (COSSPRA) en el Hotel Potrero de los Funes, el coordinador de Dosep, Nicolás Anzulovich, se mostró sorprendido por la medida. “Teníamos buenas reuniones con el Círculo, pero esta medida nos sorprendió. Aducen una serie de incumplimientos de la obra social que no han sido así. Además, el plus de 200 pesos no tiene relación con lo que reclaman, porque es mucho más de lo que ellos dicen que quieren que la obra social les cubra. Los médicos pretender llevar la orden médica a más de 700 pesos, lo cual es muy excesivo para la realidad que vivimos y sobre todo porque estos aumentos se trasladan a los afiliados”, dijo el funcionario.

El propio presidente del COSSPRA, Martín Baccaro, cuestionó la postura del Círculo Médico: “El hecho de que los médicos le cobren a los afiliados por fuera de lo pactado, es una de las deslealtades y faltas de solidaridad más grandes que se pueden dar”, criticó.

Baccaro, San Luis es una de las provincias que paga aranceles más altos. La consulta está a 580 pesos, mientras que en Salta está a 365 y en Tucumán a 440. “En algunos lugares donde esperamos que tengan problemas de pago, encontramos comprensión de los médicos y donde se paga mejor, nos encontramos con este tipo de conflicto. Entonces, esto pasa por la solidaridad. En momentos de crisis, los médicos tendríamos que reflexionar y poner los pies en la tierra y mirar a la comunidad que nos rodea”, sentenció.

Y completó: “Cualquier conflicto se soluciona conversando, pero lo que no hay que hacer es romper las reglas del negocio, es decir, la gente no tiene que pagar, porque cuando hacemos que pague limitamos la accesibilidad de la salud. Van a haber personas que no puedan pagar y entonces no van a poder ir a ver a su médico porque le quiere cobrar 200 pesos extras. Eso es romper las reglas del acuerdo que existe entre afiliado, prestador y obra social”.