En su tradicional mensaje de Navidad pronunciado desde la Logia central de la basílica de San Pedro el 25 de diciembre, el Papa Francisco deseó que Venezuela pueda encontrar la «concordia» y que llegue la «reconciliación» a Nicaragua.

«Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población», declaró.

Sus dichos fueron criticados por 20 ex presidentes que en una carta le reprocharon esos términos.