Lucas Biglia, Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín estuvieron presentes en el Vaticano como parte de una comitiva de Lazio y Juventus que visitó al papa Francisco antes de la definición de la Copa Italia de esta temporada.

Los argentinos presenciaron una misa del Papa y pudieron saludarlo. Por su parte, representantes de los clubes le obsequiaron banderines, camisetas y hasta una pelota firmada.

Mañana se disputará la final de la Copa Italia en el Estadio Olímpico de Roma, tal como es costumbre. Dybala intentará convertirse en el único máximo artillero de la actual edición, teniendo en cuenta que comparte actualmente la cima con Goran Pandev y Marco Borrielo (todos con 4). El Pipita, por su lado, arriba a la definición con tres tantos.