Una docente cordobesa fue despedida de un colegio católico y ella denuncia que es por haber llevado un pañuelo verde atado en su mochila, símbolo de quienes impulsan la legalización del aborto. Sin embargo, desde la Junta Arquidiocesana de Educación Católica dijeron que las instituciones confesionales son “sinceras” respecto de su “defensa a las dos vidas”, pero que eso no implica “perseguir a quienes piensan distinto”.

El jueves 5 de julio, último día de clases antes del receso invernal, Romina Molina, profesora de Formación para la Vida y el Trabajo en el sexto año del colegio Santa Teresa de Jesús, fue notificada de su desafectación como empleada docente. Ella interpreta que esa decisión está directamente vinculada a que lleva atado en su mochila –la que utilizaba también cuando asistía a la escuela católica– el pañuelo verde de la campaña nacional por el aborto legal, gratuito y seguro.

“Acompaño la lucha de muchos colectivos que esperamos la aprobación de esta ley (por la de la legalización del aborto), y la utilización del pañuelo verde es mi expresión diaria, mi forma de pensar y mi manera de acompañar la lucha que muchas estamos llevando adelante”, dijo ayer Molina al ser consultada.