El reintegro por calidad del servicio se hace en forma de crédito en las facturas posteriores a los semestres de control del 2017. Se benificiarán unos 660.957 clientes.

Las empresas Edenor y Edesur devolverán a los usuarios casi $200 millones por los cortes de 2017. El reintegro por calidad del servicio se hace en forma de crédito en las facturas posteriores a los semestres de control. Luego de agotar el saldo positivo, las empresas vuelven a cobrar normalmente por el consumo del período correspondiente.

 

La compensación a los usuarios excluye las fallas en el servicio que fueron causadas por cuestiones de fuerza mayor, como instalaciones averiadas por acción de terceros o robos, tormentas, olas de calor y paros de actividades.