El polémico periodista explotó al aire contra Leonardo Greco y Beto Casella, compañeros en Radio 10. El Grupo Indalo decidió suspenderlo durante 15 días “por su comportamiento y falta de profesionalidad periodística”. Por las mismas razones suspendió a Greco, aunque por una semana.