China y Rusia advirtieron este martes sobre una escalada de tensión en Oriente Medio, luego de que Estados Unidos anunciara el envío de tropas adicionales a la región e instara al mundo a «no ceder al chantaje nuclear» de Irán.

La decisión estadounidense llegó horas después del anuncio de Teherán de que incumpliría pronto unas de las disposiciones del acuerdo internacional sobre su programa nuclear.

«Los recientes ataques iraníes confirman las informaciones fiables y creíbles que hemos recibido sobre el comportamiento hostil de las fuerzas iraníes», indicó el lunes el jefe del Pentágono, Patrick Shanahan, que reiteró que su país «no busca entrar en conflicto con Irán».

«He autorizado el envío de 1.000 soldados adicionales con fines defensivos para contrarrestar amenazas aéreas, navales y terrestres en Medio Oriente», precisó poco después de que el Pentágono publicara nuevas fotografías que, según detalló, demuestran que Irán atacó dos petroleros la semana pasada en las aguas del golfo de Omán.