El presidente Al Sisi dijo que “la Justicia egipcia es independiente”. Ayer, tres periodistas de Al Jazeera fueron sentenciados a entre siete y diez años de cárcel.

El presidente egipcio, Abdel Fattah Al Sisi, dijo hoy que no interferirá en el veredicto decretado ayer contra tres periodistas de la cadena de TV Al Jazeera por cargos de terrorismo, pese a las críticas internacionales que desató la condena a siete años de prisión.

“La Justicia egipcia es independiente (…) Tenemos que respetar las sentencias judiciales”, dijo durante una ceremonia de graduación militar a la que acudió en El Cairo. Rechazó “hacer comentarios, cualquier injerencia” y pidió “respeto por las decisiones judiciales, aunque otros no las entiendan”.

Las declaraciones del mandatario respondieron a las potencias occidentales y grupos de derechos humanos, que criticaron duramente las sentencias por considerarlas atentatorias contra los derechos humanos y a la libertad de prensa y pidieron a Al Sisi que indulte a los periodistas.

Ayer, tres periodistas de Al Jazeera detenidos en Egipto (el australiano Peter Greste, el egipcio-canadiense Mohamed Fadel Fahmy y el egipcio Baher Mohamed) fueron condenados a entre 7 y 10 años de cárcel. Además dos reporteros británicos de esta cadena y una periodista holandesa, juzgados en rebeldía, fueron condenados a 10 años de prisión. Un total de 20 personas eran juzgadas en este caso: 16 egipcios acusados de pertenencia a una “organización terrorista”, los Hermanos Musulmanes, y de haber intentado “perjudicar la imagen de Egipto” y cuatro extranjeros por haber difundido “noticias falsas” para apoyar a la cofradía.