El chavismo y una parte de la oposición de Venezuela proclamaron este domingo por la mañana como nuevo presidente de la Asamblea Nacional a Luis Parra, en un acto al cual no dejaron ingresar a Juan Guaidó y a 40 de sus legisladores, por lo que estos denunciaron un «golpe institucional» y realizaron posteriormente otra Asamblea fuera del recinto, en la que proclamaron a Guadió.

Parra se declaró a sí mismo como nuevo presidente del Parlamento megáfono en mano, en un día marcado por los empujones y la confusión en el hemiciclo, entre los aplausos de los diputados chavistas y los gritos de protesta de los opositores que apoyaban a Guaidó.

El dirigente de Voluntad Popular, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y la mayoría de estados europeos y latinoamericanos, trató de acceder a la sede del Palacio Legislativo, pero un amplio despliegue de la Guardia Nacional le impidió el acceso.