A pesar de que la Policía ya había dado por finalizada la búsqueda, tras la última pista hallada, una pisada en la tierra, confirmaron, con la ayuda del veterinario Jorge Manelli, que le pertenece a humano que calzaría aproximadamente 37.

Carina Garro, jefe de la Policía de Medio Ambiente, detalló que quienes dijeron ver al gorila nunca lo mencionaron como tal, sino como “algo parecido a un mono” o “un bulto oscuro”. Además, aseguro que los hermanos Javier y José Gatica, quienes aseguraron haber visto al primate, seguirán al resguardo de la comisaría local, ya que aún temen por la seguridad de sus hijos.