Brasil buscará este domingo dejar atrás los tumultuosos años, tanto en lo político, económico y social, que siguieron a la destitución de Dilma Rousseff. Acá todas las claves de un proceso electoral que sigue muy de cerca toda la región.
El próximo domingo más de 147 millones de brasileños están habilitados para votar en las elecciones presidenciales que definirán quién comandará las riendas del gigante latinoamericano a partir del próximo 1° de enero.

Se da por descontado que ninguno de los candidatos logrará superar el umbral que le permita evitar una segunda vuelta electoral por lo que la definición se estirará hasta el próximo 28 de octubre.

Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal (PSL) y Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT), los favoritos a disputar la Presidencia en el balotaje.