“Vení a jugar, no tengan miedo”, chicaneó temprano este miércoles el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, a su par de Boca, Daniel Angelici, con quien está en plena batalla por imponer posiciones en la trunca y -hasta el momento- esquiva final de la Copa Libertadores. Ahora el club de la Ribera lanzó un comunicado en el que llamó a los hinchas a “evitar las confrontaciones y no responder a las provocaciones”.

“Terminá con esto, dejá de presentar carillas, vení a jugar, juguemos el partido. (…) Te están llevando a hacer algo que no tenés que hacer, no sigas llenando páginas de abogados. (…) Vengan a jugar sin miedo. Mis jugadores lo quieren jugar”, fueron algunas de las frases que D’Onofrio lanzó a su par. En medio de este contexto, más tarde llegó un mensaje institucional de Boca que se parece mucho a una respuesta.

En un comunicado de prensa, el club contó que realizó ante la Conmebol una ampliación de su presentación de los hechos del sábado 24 de noviembre de 2018 y que lo importante es “dejar en claro que Boca fue a jugar el partido de vuelta de la Copa Libertadores, pero no pudo hacerlo debido a un brutal ataque al micro del plantel”.