El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, rubricó el decreto Nº 1358 por el cual declaró el asueto administrativo con el propósito de facilitar la concurrencia de los peregrinos y feligreses a los santuarios religiosos del Santo de la Quebrada y del Señor de Renca, cuya festividad se celebra el 3 de mayo.

En el mismo decreto, que alcanza a todo el personal que cumple funciones en la administración pública provincial, se declara que los organismos que cubren servicios esenciales, como seguridad, salud, Programa San Luis Solidario, televisión, DOSEP, entre otros, deberán disponer que se mantenga una guardia a los efectos de posibilitar la continuidad de dichos servicios.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social confirmaron que el asueto alcanza también a los beneficiarios del Plan de Inclusión Social y pasantes.

Cabe recordar que el 3 de mayo es feriado provincial debido a las festividades religiosas de Villa de la Quebrada y Renca.