El grupo terrorista Estado Islámico celebró el bombardeo de Estados Unidos que terminó con la vida del poderoso militar iraní Qassem Soleimani.

En un informe publicado el jueves en el semanario Al-Naba, el grupo extremista islámico calificó al asesinato del militar persa como «un acto de venganza» por los numerosos muertos y heridos que había causado Soleimani contra el ISIS, informó el portal HispanTV.

El líder de la Fuerza Quds iraní había sido uno de los principales luchadores en contra del ISIS en Siria.