El ex tenista alemán Boris Becker, uno de los más grandes de la historia, entregó una raqueta falsa en una subasta televisiva con fines benéficos, informa el popular diario Bild.

El triple campeón de Wimbledon ofreció la raqueta con la que teóricamente había disputado su último partido de ese torneo en un programa de la televisión pública ZDF, por la que un coleccionista pagó 10 mil euros.

Sin embargo, ahora salió a la luz que el comprador recibió una raqueta que no era con la que Becker se enfrentó a Patrick Rafter en 1999, partido que perdió y al que siguió su retirada del tenis.