El vicegobernador Carlos Ponce encabezó el acto que se realizó en el Sierras Hotel. El barrio está ubicado a la vera de la autopista Los Puquios.

Este jueves, en un salón de convenciones del Sierras Hotel repleto de gente, el Gobierno de San Luis entregó 274 viviendas para desatar, otra vez, lágrimas de felicidad y abrazos que reflejaron que tanto sacrificio valió la pena.

El nuevo barrio de Juana Koslay a la vera de la autopista Los Puquios, pero por las bajas temperaturas el acto fue organizado en el ex hotel Smata. El encuentro fue encabezado por el vicegobernador de la provincia, Carlos Ponce, quien les dio la bienvenida a los nuevos dueños.

“Son pocas las familias que hoy pueden comprar el terreno, los materiales y pagar la mano de obra para construir sus casas y al mismo tiempo pagar su alquiler. Por eso San Luis, desde 1983, adoptó la construcción y entrega de viviendas sociales como una política de Estado”, dijo Ponce y la gente le regaló la primera ovación.

En grupos de diez familias, los propietarios pasaron adelante  del salón para recibir las carpetas con la documentación y las llaves de sus casas. La alegría de las parejas y chicos era contagiosa. La emoción también.

A medida que los flamantes dueños salían del acto, se subían a sus autos o a taxis y partían rumbo a Donovan para abrir sus propias puertas por primera vez.