La jefa del Programa Articulación Tecnológica, Susana Torres, dijo que el ministerio “constantemente chequea los grupos. Sólo detectamos tres casos reales de venta de dispositivos”.La funcionaria explicó que las tablets están vinculadas con sus dueños. Cada una tiene un número de serie que se corresponde con el número de documento de su propietario.

“En seis meses pedimos a los beneficiarios que vinculen la tableta también con su CIPE. Si no lo hacen, el aparato quedará bloqueado “por lo que el comercio se va a terminar”, resaltó. También advirtió que “hay más fantasía que realidad en esto. Ya se entregaron más de 18.000 tablets, y sólo hay 3 que se venden. Nosotros siempre creemos en la buena fe de la gente, y que éste es un plan realmente maravilloso”.

Alicia Bañuelos aseguró que el ministerio tiene “una serie de estrategias pensadas, por ejemplo, vamos a hacer encuestas y consultas particulares, que la gente va a tener que usar su número de documento, y nosotros vamos a mandar la encuesta a quien tenga la tablet. Entonces el comprador no la va a poder hacer. Y si esto ocurre, vamos a bloquear el aparato porque no es el dueño real”.