Foto: ANSL

El sábado por la tarde los habitantes de Tilisarao fueron sorprendidos por un fuerte temporal que causó graves daños. Por la caída de granizo, las escuelas debieron suspender las clases debido a las roturas en vidrios, tanques de agua, caños y membranas.

El programa de Infraestructura Escolar, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, recorrió las escuelas Nº12 “Leopoldo Lugones”, Nº 251 “Santiago del Estero” y Nº417 “Granadero F. Navarro” para realizar un relevamiento y comenzar con las tareas con el objetivo de dejar los edificios en buenas condiciones. “No recuerdo una tormenta tan fuerte como esta. La piedra rompió más de 40 vidrios de la galería, el SUM, los tanques de agua, la membrana de los techos y los caños. El área del jardín fue el más castigado”, contó la directora de la escuela “Lugones”.