Una mujer norteamericana que apoyó a Pete Buttigieg como candidato a presidente en el caucus demócrata de Iowa pidio indignada cambiar su voto cuando se enteró de que el candidato es gay y sostuvo un debate con una militante.

Como justificación citó sus creencias religiosas: “¿Estás diciendo que tiene una pareja del mismo sexo? ¿Estás bromeando?” preguntó la mujer, que llevaba una calcomanía de “Pete 2020”, a una organizadora de la asamblea ciudadana en una zona rural.

“Bueno, entonces no quiero a nadie así en la Casa Blanca. ¿Puedo entonces recuperar mi tarjeta (de votación)?”, expresó.

El intercambio de palabras fue captado en un video que rápidamente se volvió viral en línea el martes cuando Buttigieg dio una sorpresa y lideraba los resultados parciales retrasados.

Por su parte, la encargada que recibió el comentario de la indignada votante en Cresco, Iowa, recibió elogios por su reacción meditada y compasiva en la que trató de tranquilizar a la mujer diciéndole que la sexualidad de un candidato no era una preocupación seria que deba influir en los resultados.