El radical Federico Sciurano reconoció la derrota a las 21:30. “Le dije a Máximo que Néstor nos ayudó de arriba”, afirmó la senadora K al celebrar su triunfo. Le agradeció a Cristina y a Scioli: “Voy a ser la militante número uno para que seas Presidente”.

La senadora kirchnerista Rosana Bertone ganó hoy la gobernación de Tierra del Fuego, luego de un ajustado balotaje contra el intendente de Ushuaia, el radical Federico Sciurano, al que le ganó un un márgen de 3.000 votos de ventaja.

Sciurano reconoció la derrota cuando el Juzgado Electoral que informa los resultados desde su cuenta de twitter @electoralTDF informó que de más de la mitad de las mesas le daban una ventaja insuperable a la candidata del Frente para la Victoria.

“Reconocemos el triunfo de la senadora Bertone y ahora me voy a trasladar a su local partidario para felicitarla”, afirmó Sciurano al reconocer la derrota.

“La Provincia tiene que salir de donde está, la provincia necesita que pongamos el hombro sin importar el partido del que vengamos”, pidió y anunció que, cuando cumpla su mandato como intendente de la Capital en diciembre, se retirará de la actividad política por un periodo prolongado.

La Cámpora triunfó en la municipalidad de Ushuaia y Walter Vuoto fue electo intendente.

Luego, minutos después de las 22, fue el turno de hablar de la triunfadora Rosana Bertone. En un escenario, junto a Aníbal Fernández, jefe de Gabinete; el secretario “Wado” De Pedro; José “Pepe” Scioli, hermando del gobernador Daniel Scioli. “Estamos eternamente agradecidos al Gobierno Nacional”, dijo Bertone, en referencia a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La gobenadora electa comentó que habló con Máximo Kirchner, hijo presidencial y líder de La Cámpora. “Le dije a Máximo que Néstor nos ayudó desde arriba“, reveló y le envió saludos a Scioli: “Voy a ser la militante número uno para que vos pueda ser Presidente de la Nación”.

Leé también: La gobernadora Fabiana Ríos quiso ser intendenta de Ushuaia y salió última

Para festejar el triunfo llegaron a Río Grande el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández para acompañar a la candidata kirchnerista. Desde ayer además, se encuentra en Tierra del Fuego José “Pepe” Scioli hermano del gobernador bonaerense Daniel Scioli.

Además, arribaron a la isla el secretario General de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, y Andrés “Cuervo” Larroque, Secretario General de la agrupación juvenil K, que tuvieron un motivo extra para celebrar: La Cámpora ganó la intendencia de Ushuaia, con Walter Vuoto.

Después de que se escuchara la marcha peronista, Bertone le pidió a Anibal Fernández que hablara ante la militancia, lo que se convirtió en show aparte. Afónico, sin voz, tomando agua que los militantes le iban alcanzando el jefe de Gabinete dijo “voy a tratar de hablar”, entre risas y aplausos de los espectadores.

Al tercer intento logró recuperar algo voz, “nos embarcamos a las 16 con Wado convencidos del trabajo serio que se hizo acá, la politica en grande se construye entre todos y vinimos sabiendo que se ganaba”, expresó.

Y recordó la derrota de 2011 cuando la senadora del FPV perdió en segunda vuelta. “Rosana supo pensar en una instancia superadora y en 2011 comenzó este proceso, porque los sopapos sirven para corregir y Rosana construyó pacientemente con una visión estratégica lo más parecido a lo que Néstor y Cristina enseñaron“.

Después de unos minutos de aplausos y ovación, Fernández dijo enfáticamente “el día más complicado no es cuando se gana sino cuando se pone el culo en la silla para tomar decisiones por Tierra Del Fuego y las Islas Malvinas y pelear con sabiduría por ellas“.

Criticó después a Ernesto Sanz a quien acusó de “entregar el partido a los conservadores, dónde van a estar los radicales progresistas sino en el FPV”, justificando la alianza del intendente de Río Grande Gustavo Melella antes radical y ahora FORJA.

Para finalizar dedicó unas palabras a Cristina Kirchner: “Señora Presidenta seremos solados de esto que usted y Néstor comenzaron donde más nos necesiten”.