MILES DE PERSONAS SE CONCENTRARON EN LA PLAZA DE LOS DOS CONGRESOS PARA DEFENDER ESA NORMA, CUESTIONAR LAS DESIGNACIONES PARA LA CORTE SUPREMA Y PARA RECHAZAR LAS RECIENTES POLÍTICAS ECONÓMICAS.

Militantes del FpV, intendentes, representantes de medios comunitarios, organizaciones gremiales y autoconvocados confluyeron en la Plaza de los Dos Congresos, donde realizaron un acto en defensa de esa norma, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, en el que también cuestionaron las últimas medidas económicas adoptadas por el Gobierno, al igual que la designación de dos ministros de la Corte Suprema mediante un decreto presidencial.

El acto de hoy, que en su origen tenía por objetivo la defensa de la ley de Medios, se convirtió en la primera movilización opositora que cuestionó las medidas implementadas por el gobierno de Cambiemos, a una semana de la asunción de Mauricio Macri.

Una multitud se movilizó al Congreso en favor de la Ley de Medios

Bajo la consigna “La ley de Medios no se toca”, el acto comenzó con una una serie de espectáculos musicales, en una jornada que inicialmente, fue convocada en respuesta a las declaraciones del nuevo ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, que el fin de semana pasado aseguró que “la regulación” establecida por la Ley “no va a subsistir”.

La convocatoria inicial vinculada a la defensa de Ley de Medios, le dio su impronta al acto con la incorporación de integrantes de la Coalición por una Radiodifusión democrática, aunque al conocerse la decisión de Macri de designar nombrar jueces de la Corte sin el aval del Congreso y el reciente levantamiento del cepo cambiario se sumaron estas consignas.

En este sentido, el martes pasado el bloque de diputados del Frente para la Victoria convocó a movilizarse este jueves en “defensa de la democracia y la división de poderes”, consigna retomada por el titular de la Autoridad de Servicios de Comuniación Audiovisual, Martín Sabbatella, que durante el acto de hoy expresó que “las medidas económicas representan una brutal transferencia de recursos de los trabajadores hacia las corporaciones”.

Sabbatella analizó que tanto las medidas económicas, entre ellas el levantamiento del cepo y las críticas a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual “están unidas, porque lo que están buscando es el blindaje judicial y mediático para avanzar sobre los derechos de nuestro pueblo”.

“Cuando hay gobierno populares, los grupos mediáticos concentrados articulan la estrategia de la derecha para desgastarlos y desestabilizarlos, pero cuando hay gobiernos que representan sus intereses, trabajan como blindaje para que avancen, esto último es lo que está sucediendo hoy”, sostuvo.

En el acto, al que los organizadores estimaron que asistieron más de 20.000 personas, estuvieron presentes varios de los principales dirigentes del FpV, entre ellos los ex ministros Carlos Tomada, Eduardo “Wado” de Pedro, Axel Kicillof y Julio de Vido; organizaciones políticas como la Tupac Amaru, La Cámpora, Nuevo Encuentro, Peronismo Militante, Patria Grande, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela Carlotto y la de Asociación Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, quienes fueron invitadas a brindar discursos desde el escenario.

También hubo una nutrida presencia gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el sindicato de televisión SAT-SAID y la Unión de Personal Civil de la Nación, cuyo secretario general, Andrés Rodríguez, brindó uno de los discursos al igual que el titular de la CTA de los trabajadores, Hugo Yasky.

Yasky, que consideró el levantamiento del cepo como “un brutal ajuste con espíritu revanchista que busca llevarse lo que no pudieron en estos 12 años”, anticipó que se está discutiendo entre las dos CTA y las CGT tratar de constituir un pronuncianmiento conjunto que prevé la posibilidad de anunciar acciones por despidos, que como en Dalmine-Siderca, ya están sucediendo”, al tiempo que evaluó que “frente a esto debe haber una respuesta de nuestro pueblo”.

Por su parte, el presidente del jefe del bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, confirmó que ante la negativa del ejecutivo de convocar a sesiones extraordinarias, “estamos evaluando la autoconvocatoria” y explicó que esa posibilidad surge del análisis trabajos vinculados al tema, uno de ellos el Manual de Derecho Constitucional redactado por el Horacio Rosatti, uno de los candidatos a completar el máximo tribunal, según la propuesta presentada por Macri.

Recalde consideró como “algo inédito en nuestro país” el proceso de autoconvocatoria que desde las elecciones generales se viene produciendo y anticipó que buscará por todos los medios “detener estos ataques y la locura de las inconstitucionalidad de decretos de necesidad y urgencia por la que designan empleados del poder ejecutivo como empleados de la Corte”.