Foto: web

El Banco Central permitirá la reapertura de sucursales de empresas de cobro de servicios a partir del lunes próximo, en medio de la cuarentena por el coronavirus. La medida alcanzará a unos 20 mil centros de cobranzas que hay en todo el país, como los de Pagofácil y Rapipago, entre otros.

Las empresas de cobro de servicios podrán operar «cumpliendo las normas que garanticen la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes de acuerdo a un protocolo definido por el Ministerio de Salud de la Nación», según una decisión del Directorio de la autoridad monetaria.

Las empresas deberán «restringir la presencia de personas dentro del local y disponer de personal para organizar la fila de clientes en el exterior».