Es por una iniciativa del Frente Renovador para recuperar días de clase.

El massismo propuso acortar las vacaciones de invierno en las escuelas bonaerenses y el tema ya genera polémica. El proyecto, presentado por el diputado del Frente Renovador Mario Giacobbe, busca que el gobierno de Daniel Scioli “arbitre los medios para acortar el receso de invierno a una sola semana, a fin de asegurar el cumplimiento del calendario escolar”. El objetivo, indica, es que se completen los 180 días de clases que se vieron afectados por el último paro docente.

A comienzos de año y en plena paritaria del gobierno provincial con los maestros, el Frente Gremial realizó un paro histórico que dejó a los 2,3 millones de alumnos de la provincia de Buenos Aires de escuelas públicas sin clases durante 17 días. “Aún no garantizaron cómo se podrían recuperar los días de clases perdidos y sólo hablan de una estrategia indemostrable de recuperar los contenidos”, esgrimió Giacobbe.El proyecto de declaración tiene como fundamento el cumplimiento de la ley nacional 25.864, que en su artículo 1° dispone que deberá haber 180 días de clases como mínimo. “Durante el conflicto del paro docente todos los sectores coincidimos en que los chicos eran lo más importante; por eso ahora sería prioritario resignar una semana de vacaciones para extender el calendario escolar”, cerró Giacobbe la presentación de su propuesta.

La respuesta del sciolismo llegó rápido. El subsecretario de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Néstor Ribet, confirmó hoy que en las escuelas públicas y privadas bonarenses las vacaciones de invierno se extenderán desde el lunes 21 de julio hasta el viernes 1 de agosto. “El calendario escolar es una decisión de la Dirección General, se toma anualmente, es discutido y aprobado en el Consejo General, se convierte en una resolución y es de carácter obligatorio”, explicó Ribet en declaraciones a la prensa.El funcionario agregó que el calendario escolar “está fijado desde finales del año pasado con 180 días minimos de clases”. Y dijo que pese a que se perdieron 17 días de clases por los paros docentes a partir del acuerdo que se firmó como parte de la paritaria, se elaboró un compromiso llamado “recuperación del tiempo pedagógico” que el consejo federal convirtió en resolución. Esta recuperación incluye, por ejemplo, acortar los actos escolares por las fechas patrias y que esos días haya clases el resto de la jornada.”Al concluir el ciclo lectivo 2014, estamos seguros de que se habrá podido cumplir con los objetivos de enseñanza pedagógico”, destacó Ribet. Y en cuanto a la imposibilidad de recuperar en este marco la cantidad real de días de clase perdidos, argumentó: “La educación no se mide por una cuestión cronológica, sino también por cuestiones pedagógicas”.

El massismo propuso acortar las vacaciones de invierno en las escuelas bonaerenses y el tema ya genera polémica. El proyecto, presentado por el diputado del Frente Renovador Mario Giacobbe, busca que el gobierno de Daniel Scioli “arbitre los medios para acortar el receso de invierno a una sola semana, a fin de asegurar el cumplimiento del calendario escolar”. El objetivo, indica, es que se completen los 180 días de clases que se vieron afectados por el último paro docente.

A comienzos de año y en plena paritaria del gobierno provincial con los maestros, el Frente Gremial realizó un paro histórico que dejó a los 2,3 millones de alumnos de la provincia de Buenos Aires de escuelas públicas sin clases durante 17 días. “Aún no garantizaron cómo se podrían recuperar los días de clases perdidos y sólo hablan de una estrategia indemostrable de recuperar los contenidos”, esgrimió Giacobbe.El proyecto de declaración tiene como fundamento el cumplimiento de la ley nacional 25.864, que en su artículo 1° dispone que deberá haber 180 días de clases como mínimo. “Durante el conflicto del paro docente todos los sectores coincidimos en que los chicos eran lo más importante; por eso ahora sería prioritario resignar una semana de vacaciones para extender el calendario escolar”, cerró Giacobbe la presentación de su propuesta.

La respuesta del sciolismo llegó rápido. El subsecretario de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Néstor Ribet, confirmó hoy que en las escuelas públicas y privadas bonarenses las vacaciones de invierno se extenderán desde el lunes 21 de julio hasta el viernes 1 de agosto. “El calendario escolar es una decisión de la Dirección General, se toma anualmente, es discutido y aprobado en el Consejo General, se convierte en una resolución y es de carácter obligatorio”, explicó Ribet en declaraciones a la prensa.El funcionario agregó que el calendario escolar “está fijado desde finales del año pasado con 180 días minimos de clases”. Y dijo que pese a que se perdieron 17 días de clases por los paros docentes a partir del acuerdo que se firmó como parte de la paritaria, se elaboró un compromiso llamado “recuperación del tiempo pedagógico” que el consejo federal convirtió en resolución. Esta recuperación incluye, por ejemplo, acortar los actos escolares por las fechas patrias y que esos días haya clases el resto de la jornada.”Al concluir el ciclo lectivo 2014, estamos seguros de que se habrá podido cumplir con los objetivos de enseñanza pedagógico”, destacó Ribet. Y en cuanto a la imposibilidad de recuperar en este marco la cantidad real de días de clase perdidos, argumentó: “La educación no se mide por una cuestión cronológica, sino también por cuestiones pedagógicas”.