En un hecho histórico para la provincia, la cartera de Medio Ambiente, Campo y Producción definió revocar el Certificado de Aptitud Ambiental que poseía la empresa, debido a que ésta no presentó la documentación requerida por el Ministerio. “De ahora en más, nadie afectará los derechos del propietario a explotar sus pertenencias, pero sí exigiremos que se ajuste al mandato de sostenibilidad provincial”, indicó la jefa del Programa Gestión y Fiscalización Ambiental, Industrial y Minero, Paulina Calderón.

El cuidado del medioambiente se constituye como una política de Estado que lleva adelante la provincia de San Luis y que se visualiza en cada acción desarrollada desde el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción. Es este contexto, la cartera ministerial definió revocar el Certificado de Aptitud Ambiental al proyecto minero Géminis por la no presentación de la documentación solicitada por el Programa Gestión y Fiscalización Ambiental, Industrial y Minero. Esto significa que la empresa no podrá iniciar los trabajos de explotación en la mina.

El proyecto Géminis proponía la explotación de una mina adjudicada al señor Oscar Olmos, con la intención de explotar cuarzo, espodumeno y feldespato. La misma se ubica en el paraje Juan Gómez, a pocos kilómetros de la localidad de San Francisco, en el departamento Ayacucho.

“Ellos tenían aprobado el Estudio de Impacto Ambiental bajo una autorización condicionada, esto significa que la Autoridad de Aplicación podía solicitarles información en algún momento. Nosotros en diciembre fuimos a visitar el lugar y en enero volvimos a hacer otra visita. Se les pidió una serie de información que debían adjuntar al Estudio de Impacto Ambiental. Los plazos se cumplieron y estos datos no se presentaron por lo que se inició el proceso de sumario como corresponde para que la empresa pueda defenderse”, afirmó Calderón.

Al cumplirse nuevamente los plazos para la presentación por parte de la empresa de su defensa, desde el Ministerio se procedió a la revocación del Certificado de Aptitud Ambiental. “Esto implica que la empresa no puede realizar actividades y, también, que debe reparar el daño que ocasionó en los trabajos realizados hasta el momento. Éstos fueron la apertura de un camino. La empresa tiene la obligación ahora de reparar, tienen que presentarnos un plan para que, en un plazo perentorio, reparen la apertura del camino mediante la reforestación”, continuó la funcionaria.

Desde la cartera medioambiental también informaron que la población de San Francisco ya fue notificada de la resolución que tiene fecha del pasado 15 de abril. Asimismo, si la empresa quiere volver a poner en funcionamiento el emprendimiento minero puede hacerlo, pero deberá iniciar nuevamente las gestiones correspondientes y presentar un nuevo Estudio de Impacto Ambiental. Ya no es viable continuar con el estudio iniciado en 2015, ya que con la revocación se archivan las actuaciones.

En el caso que deseen continuar con el proyecto, deberán ajustarse a la normativa, lo cual incluye la consulta pública. “Es necesario construir ‘Licencias Sociales’ en este tipo de actividades; algo que no fue contemplado anteriormente, en este sentido, para la minería esto es un antecedente muy importante”, indicó Calderón, quien al respecto dejó claro que “desde ahora en adelante, nadie afectará los derechos del propietario de explotar sus pertenencias, pero lo que sí se exigirá es que se ajuste al mandato de sostenibilidad”.

La revocación de este proyecto marca el firme compromiso del Gobierno de la provincia con la temática medioambiental ya que, por primera vez, se lleva adelante este tipo de determinación ante una empresa que no cumplió con los plazos establecidos para la presentación de los correspondientes informes. Tal como establece la normativa en el Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, Ley N° IX-0876-2013 y Decreto Reglamentario N° 7755-MMA-2014 se aplicó la sanción del art. 31° inc. g); habida cuenta que incumplieron con la obligación de informar.