Advierten que fue contraída por la intendencia de Julio Gómez. Pertenece, en gran parte, a cheques rechazados.

El Municipio de Quines acumula hasta el momento una deuda de más de tres millones de pesos que heredó de la gestión anterior, a cargo de Julio Gómez. Gran parte del dinero corresponde a cheques rechazados sin fondos, y de pago diferidos, a cubrir hasta junio de este año. “Esto es hasta ahora, no podemos decir que es la deuda total, ya que pueden surgir más. No tenemos forma de saberlo ya que hay cheques que no están registrados en el Municipio, no sabemos en concepto de qué se libraron, ni a quién, ni de qué monto. Ojalá la deuda sea sólo esta”, dijo Oscar “Paco” Macías, el actual intendente.

En concepto de cheques rechazados o de pago diferido, hay en total una deuda de $2.657.422. Además, hay 180 mil pesos en concepto de cheques de terceros. “Hay proveedores que tienen cheques de otros proveedores, no sé por qué. Esos cheques ingresan de nuevo al Municipio y se le entregan a otro proveedor. No hay registro de la documentación, ni recibo, ni nada. No sabemos por qué, es un arreglo que ha hecho el intendente anterior. Le pagó a un proveedor y tuvo la mala suerte que vino de vuelta, así descubrimos la estafa”, explicó Macías. Además advirtió que hay cheques emitidos en nombre del Municipio, que salieron del organismo en concepto de pago por algún bien o servicio. “Están endosados por la Municipalidad, pero no registrados, entonces se va a saber cuando venga el proveedor a reclamar. No sabemos si con esos cheques pagó deudas de él (por Gómez)”, declaró el actual jefe comunal del Frente para la Victoria.

Una de las deudas que más alarmó a la nueva gestión es la que tenían con la empresa aseguradora de riesgos de trabajo (ART). Era de $156.875 y ocasionó que los empleados municipales no contaran con la cobertura durante parte del 2015. “Los empleados fueron abandonados a su suerte en caso de algún accidente y a la anterior administración no le importó. Esta deuda ya la hemos saldado, se refinanció y ya cuentan nuevamente con cobertura, fue lo primero que hicimos”, dijo.

Además detectaron un faltante de caja de $121.437 correspondiente a los últimos cuatro días hábiles de la gestión de Gómez, en diciembre de 2015. También hallaron facturas por un monto de $44.070 a las cuales no les habían emitido el cheque de pago correspondiente. “Y encontramos el parque automotor destrozado, pero ya está casi reparado”, comentó el intendente, sobre los siete vehículos que recibieron en su mayoría en mal estado y fuera de funcionamiento: dos camiones, un camión y acoplado regador, una camioneta,  una pala cargadora y un tractor.

En total la deuda asciende a $3.159.806,96. El Municipio prepara los informes y documentos, para presentar la denuncia en la Fiscalía de Estado, en la capital puntana. “Encima el ex intendente vendió un aire acondicionado de dieciocho mil frigorías que pertenecía a la Comuna. Se encontraba en la terminal, donde antes funcionaba el casino. La empresa había hecho un convenio con la Comuna y les dejó el aire como donación. No estaba inventariado, pero tenemos el convenio que lo comprueba. Él lo sacó y lo vendió, una vergüenza”, se quejó Macías.