Se trata del líder religioso de Washington, Donald Wuerl, quien tras quedar señalado perdió el apoyo de los fieles.

El papa Francisco le aceptó este viernes la renuncia al cardenal de Washington Donald Wuerl, quien quedó implicado en dos grandes escándalos por encubrimiento de abusos sexuales, de acuerdo con fuentes del Vaticano.

Sin embargo, de acuerdo con una carta publicada por la oficina de Wuerl, el Pontífice le solicitó que siga temporalmente en su puesto hasta que se le encuentre un reemplazo. Tras los escándalos, el cardenal perdió mucho apoyo de los fieles.

El Papa ha tenido que tomar decisiones similares con algunos de sus asesores y aliados más próximos, entre ellos los referentes eclesiásticos en Estados Unidos, Bélgica, Honduras, Chile y Australia.

El Pontífice dispuso una investigación más profunda de los archivos del Vaticano sobre el cardenal estadounidense Theodore McCarrick, a quien ya se le prohibió en julio ejercer su ministerio por las acusaciones de abusos sexuales.