En su sexta jornada, el rescate del niño de 2 años que cayó en un pozo en España encontraba nuevos obstáculos que ralentizaban los trabajos, por lo que los expertos estiman que llegar hasta él podría demorarse varios días más.

Desde que cayó el domingo en el pozo abandonado de 25 centímetros de diámetro y más de 100 metros de profundidad en la sierra de Totalán, en Andalucía (sur), no se han tenido señales de que el pequeño Julen, de dos años de edad, siga con vida. La operación de búsqueda, no obstante, continúa sin descanso.

Las autoridades esperan empezar a excavar, este viernes de noche o la madrugada del sábado, un túnel vertical paralelo al pozo, una tarea que se ha visto retrasada por la dureza del terreno.