En una nueva reunión del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, autoridades del Gobierno y los gremios más grandes acordaron junto con los representantes de las empresas, como había anticipado Infobae, un ajuste del 25% anual en cuatro etapas.

El incremento salarial se dará siempre en base a los $10.000 actuales. Es decir, el salto de 25% resultará en un salario mínimo (SMVM) de $12.500 en junio de 2019. Los aumentos ocurrirán en septiembre (7%) y diciembre (6%) de este año, y marzo (6%) y junio (7%).

Con esto, luego de la suba de diciembre, el SMVM de $11.300 representará un aumento del 27,5% interanual, considerablemente por debajo de la expectativa inflacionaria de las consultoras, que ronda entre 30% y 32 por ciento.

El último aumento, en junio del año próximo, sería la primera vez que el salario mínimo se ubicaría por encima de la inflación interanual esperada. El aumento salarial interanual de 31,6% para ese punto del 2019 se ubicaría por arriba de la proyección de aumento de precios por 26%, si se sigue la línea planteada por el acuerdo con el FMI.