Durante la tarde del miércoles, 26 beneficiarios de Candelaria, departamento Ayacucho, recibieron las llaves de su vivienda. A partir de este día comenzarán a escribir un nuevo capítulo en sus vidas, estas casas serán habitadas por 70 personas, de las cuales 27 son niños y entre ellos hay una persona discapacitada. Las viviendas pertenecen a los planes Progreso y Sueños y Radicar Salud.

Este lunes por la tarde familias de Candelaria recibieron su casa propia.Este lunes por la tarde familias de Candelaria recibieron su casa propia.

El acto de entrega comenzó a las 17:00, los vecinos estaban citados en calle España y Echeverría, lugar donde se encuentra ubicado el flamante barrio, allí las familias esperaban, con una mezcla de ansiedad y felicidad, su llave.

Participaron del acto el secretario de Urbanismo, Vivienda y Parques, Miguel Ángel Gutiérrez Díaz; la intendenta de Candelaria, Ana Doris Glellel; el diputado, Fernando Casas, vecinos y autoridades locales.

La intendenta de Candelaria agradeció a todos los que hicieron posible que en la tarde del lunes se entregaran estas viviendas. Destacó que “elevar el nivel de vida de todos los ciudadanos” es una de las metas del Gobierno provincial. “Esta es una obra muy importante para el pueblo, cada una de las viviendas emociona porque no se consigue todos los días y a través del Estado tenemos la posibilidad de brindar esta oportunidad habitacional, este municipio ha tratado de cumplir en tiempo y forma la entrega porque son nuestros vecinos y amigos los que van a habitarla”. También remarcó que la obra fue íntegramente realizada por técnicos, arquitectos y trabajadores que viven en Candelaria.

El secretario de Urbanismo, Viviendas y Parques apuntó: “La gente está muy emocionada y es la misma emoción que tenemos nosotros. La casa es una estabilidad emocional para la familia, también representa un recurso mayor para vivir a fin de mes, les aporta seguridad, los chicos crecen en el mismo lugar y tienen los mismos amigos, eso es muy importante”.

Con respecto a las dos viviendas que se entregaron del Plan Radicar Salud Gutiérrez Díaz explicó: “Los pueblos, las ciudades, necesitan profesionales de la salud, la vivienda está pensada para que se arraiguen, sean parte de la sociedad, y se conviertan en el médico de los pueblos”.

Al referirse a la continuidad en el pago de las cuotas de viviendas dijo que es importante “tomar conciencia, ya que así se construyen mas casas y no se sigue demorando a la gente que esta esperanzada en tener su casa propia”.

Francklin Ledesma de 37 años recibió las llaves de su casa junto a su esposa María Fernández y sus dos hijos de 9 y 6 años. “Esperábamos nuestra casa desde que se formó nuestra familia en el 2009, soñé mucho con este día”, afirmó Ledesma.

Jesús Benjasmina Nievas de 67 años vivía en una de las casas del ferrocarril junto a su hijo y su nieto de 12 años. “Toda mi vida deseé tener mi casa propia, ahora voy a vivir tranquila”.

Elizabeth Lucero es una profesora de gimnasia de 29 años, cuando tenía 16 se convirtió en madre, luego estudió y siguió adelante luchando. Hoy llegó el momento de tener su casa propia junto a sus hijos de 15 y 4. “Es una felicidad enorme porque una casa no se consigue todos los días, finalmente vamos a tener un techo digno, estamos felices de que empiece a constituirse nuestro hogar”.

Uno de los beneficiarios del plan Radicar Salud es Raúl Gastón Gómez, oriundo de la provincia de La Rioja. Raúl es médico generalista, realizó sus estudios en Cuba y decidió ejercer en San Luis. Hasta hoy viajaba o alquilaba habitaciones en hoteles para poder cumplir con su trabajo. “Hace un año y medio que trabajaba en Quines y tenía la opción de quedarme, me parece un gran gesto de parte del gobernador y del ministerio de Salud también”, afirmó.

Al final del acto la intendenta le entregó un reconocimiento por parte del municipio a todos los que trabajaron en la construcción y pintura de las casas.

El sueño de la casa propia se hizo realidad para 26 familias de Candelaria.El sueño de la casa propia se hizo realidad para 26 familias de Candelaria.

Informe: Marina Menseguez.