El banco acató la intimación del Gobierno. En los días de pago, la entidad deducía de las cuentas sueldo las cuotas de préstamos y tarjetas de crédito.

El Banco Supervielle acató la intimación del Gobierno provincial y dejará de realizar descuentos indebidos de las cuentas sueldo de los trabajadores de la administración pública. Así lo confirmó ayer a El Diario de la República la ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur. La medida permitirá a todos los agentes estatales disponer íntegramente de su sueldo el día en que le es depositado, porque hasta ahora el banco venía haciendo los descuentos por cuotas de préstamos o tarjetas de crédito de los trabajadores, el mismo día en que se realizaba el pago de haberes.

Por instrucciones del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, el Banco Supervielle fue intimado el pasado 28 de enero para que dejara de hacer esos descuentos de manera anticipada. El Gobierno buscaba así ponerle freno a una “picardía” donde cada fin de mes, el banco se cobraba primero las cuotas de préstamos, tarjetas y otros productos que les venden a los trabajadores y luego ponía a disposición los sueldos con las deducciones ya realizadas. Esa maniobra, además de dejar implícito el adelantamiento de la fecha de vencimiento de un préstamo o tarjeta, dejaba al trabajador sin la posibilidad de decidir qué día del mes hacer sus pagos.

Según explicó Zabala Chacur, la entidad accedió a no realizar los descuentos de manera automática el mismo día de cobro y, en cambio, los hará el 10 de cada mes. “Se comprometieron a bloquear los débitos desde la fecha de acreditación hasta el día 10 en todas las operaciones o productos que empleados contratan con el Supervielle”, describió la ministra. “El reclamo -recordó- era por el débito anticipado de las cuotas de los préstamos, tarjetas de créditos y productos similares que violaban el concepto de intangibilidad del salario”.

Otra medida que beneficiará a los trabajadores estatales es que podrán pedir en el banco que cese ese descuento automático de su cuenta sueldo, de manera de poder definir en qué momento cumplir con la obligación con la entidad financiera. Así, si alguien necesita más tiempo o se ve obligado a demorar el pago al banco por cualquier motivo, podrá hacerlo. “El empleado podrá renunciar el débito en cualquier momento. El banco aceptó que se podrá solicitar lo que ellos llaman el ‘stop debit’ sobre la cuenta que ellos poseen en cualquier momento”, contó la ministra. Ese trámite deberá solicitarlo personalmente el titular de la cuenta en la sede del banco.

Según explicó la funcionaria, el fin de los descuentos anticipados estará vigente a partir del pago del sueldo de febrero que será el próximo jueves 25, donde además del salario, los trabajadores de la administración pública cobrarán el bono de $1000 que el martes anunció el gobernador Rodríguez Saá y quienes tienen hijos en edad escolar percibirán la ayuda con el nuevo valor de $700.

La respuesta formal

El fiscal de Estado, Eduardo Allende, detalló que la decisión del banco quedó formalizada en una nota que le envió como respuesta a la carta documento en la que se lo intimaba. La misiva iba dirigida al propio gobernador y allí oficializó “una nueva operatoria con los empleados estatales” para que a partir de la percepción de los sueldos del mes de febrero el banco acredite la totalidad de los haberes en las cuentas sueldos, sin realizar ningún descuento hasta el día 10 de cada mes.

Allende señaló que de esa manera se logró el objetivo que perseguía la intimación: que cada trabajador disponga la totalidad de su sueldo. “A partir de allí el empleado será quien decida retirar todo su sueldo por caja, dejar una parte o lo que él disponga, ya que el banco hasta el día 10 no podrá realizar ningún débito sobre esa cuenta”, explicó. Y se mostró conforme, puesto que los descuentos indebidos a los trabajadores estatales era una de las situaciones “que más preocupaba al gobernador”, en la relación que tiene la provincia con el Banco Supervielle, que es su agente financiero. “Con la decisión que ha tomado el banco, “se ha allanado a lo que se le requirió a través de la carta documento”, concluyó Allende.