La tradicional competencia de ciclismo se vio interrumpida por una marcha de agricultores que fueron reprimidos por la Policía. El gas afectó a varios competidores.
La 16ª etapa del prestigioso Tour de France estuvo parada varios minutos este martes para atender a algunos ciclistas que se vieron afectados por un ataque de gas pimienta.

Los chorros de gas fueron utilizados por la policía contra una manifestación de agricultores, que protestaban contra la bajada de algunas ayudas económicas a su sector. Además de montar un piquete, les lanzaban “balas de heno” a los corredores.

La dirección de carrera decidió neutralizar la etapa momentáneamente para que los ciclistas afectados fuesen tratados.