A partir del lunes el Transporte Interurbano realizará un paro parcial por 10 días, donde se mantendrán asambleas en punta de línea y abstención laboral.

Se suman la mayoría de las empresas menos, Blanca Paloma y Panaholma que se presentaron a las audiencias en el programa Relaciones Laborales.

El secretario Gremial de la UTA, Lucio Orozco manifestó que reclaman la falta de pago de sueldos de enero y una deuda de las empresas por las cargas sociales.

Panamericana, Sol Bus, Polo, Polo Sur, María del Rosario y Barloa, son las empresas a las que reclaman los trabajadores del volante.