Más de 5,5 millones de catalanes están convocados a votar en las elecciones más decisivas y excepcionales de su historia, convocadas tras un fallido intento de secesión, que llevó al Ejecutivo español a intervenir la región, y a que los principales líderes independentistas se encuentren en la cárcel o huidos.

Las urnas abrieron a las 9 de la mañana (5 de Argentina) y cerrarán a las 20 (16 de Argentina), momento en el que se iniciará el recuento. No habrá boca de urnas de los medios públicos.

Los electores podrán ejercer su derecho a voto en 8.247 mesas situadas en 2.680 centros de votación.