Mientras se discute un bono para los trabajadores privados, la Secretaria de Trabajo informó que, en los últimos 12 meses a septiembre, los salarios de los empleados formales o en blanco aumentaron un 25,4%, período en que la inflación sumó el 40,5%, según el INDEC. Es un pérdida de 15,1 puntos. En consecuencia, de estos datos oficiales se desprende que el poder de compra de los salarios formales retrocedieron el 10,7%.

Los datos de l a evolución de los salarios formales surge de la “Remuneración Imponible promedio de los trabajadores estables” (RIPTE) que elabora Trabajo y que toma en cuenta las remuneraciones imponibles con destino al SIJP (Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones) y el total de trabajadores dependientes que figuran en las declaraciones de las empresas.