Desde el gobierno que encabeza Vidal ofrecen un 15% porque Buenos Aires “tiene déficit”. Los gremios piden un 20% y cláusula gatillo. Hoy es la segunda de las dos jornadas de huelga y las aulas siguen vacías.

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, ratificó este lunes la oferta salarial que la Provincia realizó a los docentes y advirtió que una propuesta más alta obligaría a “aumentar impuestos o la deuda”, aunque dijo que el gobierno de María Eugenia Vidal está dispuesto a seguir negociando con los gremios.

El funcionario explicó que Buenos Aires “tiene déficit, de 30.000 millones de pesos para este año. De manera que si hacemos propuestas salariales superiores, hay que aumentar impuestos o aumentar la deuda. O bajar el gasto en otros rubros”.

El ministro provincial explicó en declaraciones radiales que “en la propuesta (para los docentes) incluimos una cláusula de revisión para octubre. Y si la inflación fuera superior a la estimada por el Gobierno, habrá una compensación antes de fin de año, para que los maestros no pierdan poder adquisitivo, como no lo perdieron en 2016 y 2017”.

Durante el último fin de semana, el secretario general del sindicato docente SUTEBA, Roberto Baradel, afirmó que “para que se destrabe el conflicto” el Gobierno bonaerense tiene que “ofrecer más del 20%” de aumento salarial y “cláusula gatillo”.

“Lo que dice Vidal es una puesta en escena. Para no perder salario deberían aplicar la cláusula gatillo. El promedio de pérdida en el salario de los docentes en los dos últimos años de Macri es de 1600 pesos mensuales”, dijo Baradel también por radio.