A pesar de terminar la temporada como figura, la tensa relación del argentino con los dirigentes y el interés de seis clubes de primer nivel podrían hacer que el rosarino cambie de equipo la próxima temporada.

Su gran actuación en la final de la Liga de Campeones le permitió a Ángel Di María recibirse de ídolo en el Real Madrid. Sin embargo, el rosarino no tiene su continuidad asegurada en el conjunto de la Casa Blanca.

Son varios los equipos que están detrás del argentino que mejor llega al Mundial de Brasil. La Juventus, el Manchester United y el City, el Arsenal y los franceses PSG y Mónaco están interesados y los 50 millones de euros que cuesta la cláusula de rescisión de uno de los jugadores mimados por Carlo Ancelotti y por Cristiano Ronaldo no serían un impedimento.

Precisamente, el apoyo tanto del DT como del portugués juegan a favor de que Di María siga en el Real Madrid. Sin embargo, según el periódico catalán Mundo Deportivo, es Florentino Pérez quien no ve con buenos ojos que el ex Rosario Central siga en el equipo a pesar de sus buenas actuaciones. El presidente de la entidad madrileña no le perdona el gesto que tuvo al ser reemplazado ante Celta por la liga (cuando se llevó una mano a los genitales ante los abucheos de la hinchada) y el hecho de haber intentado irse en el último mercado de pases.

¿Cuál es la intención de Di María? Según el diario Marca, de la capital española, desde el entorno del jugador admitieron que el extremo considera una posible salida del equipo, aunque aclararon que no pidió ninguna mejora de su contrato, el cual posiblemente se actualice en caso de continuar. El rosarino, que arribó a la Argentina el martes por la mañana y que el viernes se sumará a la Selección que se entrena para el Mundial, espera definir su situación antes de que comience la cita en Brasil.