Un dramático escenario tiñó aún más de gris el mediodía del domingo, en el barrio José Hernández. Un llamado anónimo alertó al 911 sobre la presencia de un joven herido, aparentemente con un arma de fuego.

Sergio Quiroga, a cargo de la Comisaría Sexta, confirmó que al llegar lo encontraron sentado en una escalera del monoblock 4, manzana 1, con un disparo en la frente.

La víctima, se trata de Rodrigo Alexander Ponce Barrionuevo de 16 años, fue trasladada de urgencia al Hospital de San Luis, donde permanece internado en el Shock Room con pronóstico reservado ya que tiene una herida compatible con la producida por un disparo de arma de fuego en su cabeza.

Además de la Comisaría Sexta, la División Homicidios trabaja en la determinación de las circunstancias en las cuales se produjo el hecho.

El cuerpo fue reconocido por su madre, Stella Maris, cerca de las 18. La mujer hizo denuncia por las agresiones a la Comisaría Sexta. Contó a los uniformados que su hijo salió de su casa cerca de la medianoche del sábado en compañía de un joven amigo. Recién tuvo contacto con Rodrigo cuando la notificó la Policía.