El cuerpo de un hombre sin vida sorprendió a unos chicos que rondaban el río Chorrillo este martes. Fuentes policiales informaron que el cadáver fue hallado en Juana Koslay, alrededor de las 14:10 de ayer, en los márgenes del arroyo. Estaba en un terreno baldío, a unos 100 metros de la panadería Inmar.

De acuerdo a la información brindada por personal de la Comisaría 5ª se trata de Roque Daniel Mendoza, un indigente de 53 años, quien habría muerto por causas naturales. A simple vista, el cadáver no tiene signos de violencia ni rastros de heridas provocadas por armas.

Al atardecer, la jueza de Instrucción Penal Nº 3 Virginia Palacios trabajaba con la Policía en la zona del hallazgo. Por pedido de la magistrada, hoy le realizarán la autopsia. Aunque una de las hipótesis es que el hombre habría muerto tras golpearse la cara con una piedra, en una zona empinada del río.